Seguidores

NO COPIAR.

Por favor, NO COPIÉIS SIN MI PERMISO. Si os gusta alguna entrada y la queréis poner en vuestro blog, ningún problema, siempre que:
1. Me lo digáis a mí primero.
2. Pongáis que lo he escrito yo.
Ya me han copiado más de uno y no me ha hecho nada de gracia.

Un beso.

Buceando en mi interior

Mi foto
Me gusta dormir. Muchísimo. Y la nieve, ver el cielo blanco un día y saber que va a nevar. Me gusta cantar, aunque lo haga mal, me encanta la música, sobre todo el Rock. Me gusta, me encanta, la fotografía, tanto artística como tonta. Me gusta hacer (me) fotos, verlas, disfrutar con las imágenes. Luego me gusta retocar esas imágenes, darles mi toque, poner mi esencia. Quitar lo feo y pintarlo bonito. Porque también me gusta ser feliz. Y sonreír. Y reírme de todo y de nada, llorando siempre, eso sí. Y cuando tengo un día malo, me gusta que sea malo. Me gusta disfrutar de mis depresiones, seré tonta, pero… No intentes animarme cuando esté mal, simplemente, déjame llorar y punto, se me acabará pasando. Me gusta comer chocolate. Está buenísimo. Pero que sea negro, cuanto más puro, mejor. Me gusta sentarme en la hierba y arrancarla. Y cuando hay tréboles de cuatro hojas, me gusta encontrarlos. Igual que encuentro lo bueno dentro de lo malo. Me gusta el color amarillo. Me gusta soplar las velas de una tarta de cumpleaños. Me gusta empanarme, sí señor, y lo hago de maravilla. Me gusta mirar las estrellas pensando que alguien más las estará mirando conmigo.

miércoles, 4 de mayo de 2011

Pequeño desastre animal.


Cuando llorar lo ves como algo malo, pero quieres hacerlo. Y necesitas hacerlo. Cuando no ves que no es más que una mera forma de desahogarte, de sacar lo que sientes, de liberarte, pequeño desastre animal. ¿Por qué te reprimes? ¿Intentas engañarte? Nunca está bien mentirse a uno mismo. Sabes, en el fondo, te admiro… porque sabes lo que has sido y lo que quieres ser. Y eres tú quien busca el cambio, quien ve sus defectos, aunque a ojos ajenos no lo sean. Porque lo tienes claro. Cuando sepas por qué lloras, dejarás de hacerlo, o quizá llores con más fuerza, no lo sé. Pero te sentirás tranquila, y para bien o para mal, no volverás a llorar en mucho tiempo. Ya lo verás. No te asustes, mi huracán, todo volverá a estar en calma.


2 comentarios:

  1. siempre te hace sentir mejor, como que te quitas un peso de encima (;
    PD:me encanta tu blog ^_^

    ResponderEliminar